No hay ortodoxia sin ortopraxis

Aunque el título del post de hoy pueda parecer un tanto enrevesado a causa de los términos cultos que forman parte de él, la pregunta que en el fondo plantea es clara y sencilla: ¿puede uno ser realmente sabio y tener un pensamiento veraz y correcto si vive en medio del desorden moral y vital? Alguno, atendiendo a la disoluta vida de algunos prestigiosos intelectuales … Continúa leyendo No hay ortodoxia sin ortopraxis

La linterna de Diógenes, en busca de la humanidad perdida

Hoy tengo mal día, no he tenido una noche tranquila sino que han transitado por mis sueños los ecos de las tristes experiencias que ayer viví.  Me reencontré con alguien que conocía y que se ha transformado en una sombra de lo que fue. No queda nada de su esperanza juvenil, de sus grandes proyectos, de sus planes de mejorar el mundo transformándose a sí … Continúa leyendo La linterna de Diógenes, en busca de la humanidad perdida

Tu perfume me impregna

Todos lo sabemos, pero a menudo lo olvidamos: cada persona tiene su propio aroma y, al relacionarnos con ella, parte de éste queda impregnado en nosotros.  Es importante recordarlo: la virtud -y el vicio- se comunican; la belleza -y la fealdad- interior se contagian; nos hacemos en función de con quiénes nos relacionamos. Del mismo modo que al comer en una taberna de mala muerte … Continúa leyendo Tu perfume me impregna