Cuando la enfermedad te sana

La mayor parte de nosotros, vivimos a un ritmo trepidante…  Más que vivir, somos vividos…  Arrastrados por los acontecimientos, vamos golpeando por las laderas del día a día como una inerte hoja arrastrada por el fuerte caudal de un río.  No tenemos tiempo, ni tan siquiera, de mirar a nuestro alrededor y descubrir cuál es nuestra triste situación.  No encontramos el momento de pararnos, de … Continúa leyendo Cuando la enfermedad te sana

No corramos más que la Vida

Es un tema recurrente en mis meditaciones diarias, lo sé, y lamento hacerme pesado…  Pero no puedo evitar volver a él…  Debemos reducir el ritmo, no podemos seguir corriendo a toda velocidad sin saber a dónde vamos… ¿Quién cogería un tren de alta velocidad sin saber a dónde conduce?  ¿Quién lo haría sin plantearse si quiere ir a ese destino, en caso de conocerlo?  Pues … Continúa leyendo No corramos más que la Vida

La vida no es una carrera, es un paseo

“Citius, altius, fortius”, más rápido, más alto, más fuerte…  Parece que el lema de los Juegos Olímpicos de Munich siga vigente y rija nuestras vidas, transformadas en permanente competición y carrera. Siempre con los ojos puestos en la meta, siempre compitiendo, siempre estresados, siempre con prisa…  Tanta tensión no es buena, termina quebrando nuestra humanidad.  Porque el ser humano está hecho para la vida, no … Continúa leyendo La vida no es una carrera, es un paseo

Obviamos lo obvio

Habitualmente consideramos que obvio y evidente son términos sinónimos, cuando en realidad tienen un cierto matiz diferenciador que hace interesante su distinción. Según su etimología, lo evidente es lo que se muestra por entero, lo que está claro.  Sin embargo, la raíz latina de ob-vio hace referencia a aquello que se nos sale al paso, aquello que viene a nuestro encuentro en el camino, en … Continúa leyendo Obviamos lo obvio