El peligro de nacer… Y renacer

Pese al título del post, estoy convencido de que nacer -la vida- es un don de un valor incalculable, y no una mala pasada que nos ha jugado el destino. Sin embargo, es un hecho que al nacer, al abandonar el seno materno, se romperá el cordón umbilical que nos ligaba a esa plácida forma de existencia y deberemos afrontar nuestra vida humana autónoma, debemos … Continúa leyendo El peligro de nacer… Y renacer

Benedicto XVI y Juan Pablo II, o sobre Jano y los dos rostros de Dios

Quienes seguís habitualmente este blog sois conscientes de que trato de evitar los temas candentes, busco la distancia, el enfriamiento de las pasiones, para así reflexionar con mayor libertad, sosiego y profundidad sobre las cuestiones que habitualmente inflaman los ánimos creando desencuentros más por emoción que por razón. Ha sido ésta la causa de que, hasta hoy, no haya hecho mención alguna a la renuncia … Continúa leyendo Benedicto XVI y Juan Pablo II, o sobre Jano y los dos rostros de Dios