Las humanidades como ejercicio espiritual

El lunes pasado con planteábamos la siguiente pregunta: ¿para qué sirve estudiar humanidades hoy?  En este post quiero evitar que te tomes las humanidades como un mero conjunto de asignaturas (historia, literatura, filosofía, arte…etc) y que las descubras -en la línea del gran Pierre Hadot– como ejercicios espirituales, como práctica constante que desarrolla y afina esa parte de ti que te hace más persona, más … Continúa leyendo Las humanidades como ejercicio espiritual

¿Para qué estudiar humanidades hoy?

La pregunta que encabeza este post tiene trampa.  Preguntarse para qué estudiar humanidades es algo parecido a preguntarse para qué sirve respirar o amar.  La respiración y el amor son una valiosa e ineludible parte de nuestra existencia, un elemento imprescindible para la vida.  Y buscarles una función utilitaria o secundaria no sólo supone desvirtuarlas, sino que implica no haber comprendido nada. Las humanidades, tal … Continúa leyendo ¿Para qué estudiar humanidades hoy?

Sólo la verdad resulta ejemplar

Hoy es el 40 cumpleaños de mi esposa, algo así como el ecuador de la vida.  Quería prepararle algo especial para este día, así que he echado mano del baúl de los recuerdos y le he montado un vídeo que trata de condensar -en 45 minutos- su primera mitad de vida, sus raíces, sus experiencias, sus dones, lo mucho que significa para mí y para … Continúa leyendo Sólo la verdad resulta ejemplar

Salvar una estrella de mar

Hay una historia que me contaron hace tiempo y que, aunque es muy posible que la conozcas, no me resisto a explicarte de nuevo porque tiene mucho que decirnos, especialmente a quienes ya contamos cierta edad y estamos de vuelta de muchas cosas. Si no la has escuchado nunca, disfrútala…  Y, si ya la conocías, confío en que sirva para refrescarte la memoria y removerte … Continúa leyendo Salvar una estrella de mar

No perder la memoria

Recuerdo que en mi juventud, al estudiar la asignatura de Historia, me revelaba ante el flagrante hecho de que los acontecimientos siempre eran narrados por los vencedores, por los poderosos, mientras que las otras vivencias, los otros puntos de vista, las otras historias, eran arrinconadas en el oscuro rincón del olvido o -con suerte- se limitaban el ligero susurro de las minorías insatisfechas. Es cierto que los … Continúa leyendo No perder la memoria