La hora dorada

Cada vez me encuentro con más personas excepcionales y exitosas que tienen algo en común: madrugan, madrugan mucho. Será cierto que a quien madruga Dios le ayuda, o que las energías del amanecer tienen un gran potencial creativo, o que disponer de tres horas más al día te permite empezar muchos nuevos proyectos, o que sólo madrugando puedes disponer de la paz y sosiego necesarios … Continúa leyendo La hora dorada