No todo merece la pena ser escuchado

En más de una ocasión hemos meditado juntos en torno al control de la lengua, a la importancia de no hablar por hablar, de no murmurar de los demás, de no criticar a otro cuando no está presente.  Hoy, sin embargo, he caído en la cuenta de algo básico: pata murmurar -como para discutir- hacen falta dos personas. Y es posible que nosotros seamos personas … Continúa leyendo No todo merece la pena ser escuchado