Viernes Santo: Dios ha muerto, yo le he matado

Viernes Santo, muerte de Jesús. Hoy resuena en mi mente el grito de Nietzsche: Dios ha muerto, yo le he matado.  Y me pregunto, ¿cuántas veces he matado yo el rostro de Dios en el mundo al portarme como un criminal, como un ser egoísta que no se preocupa más que por su interés más individual, superficial e inmediato? No necesito escribir más.  Con esta … Continúa leyendo Viernes Santo: Dios ha muerto, yo le he matado