No apartar la mirada

El sábado teníamos invitados en casa, unos buenos amigos.  Como que la mayor parte de nuestros encuentros son alrededor de esa mesa convertida en altar de la amistad, después de trabajar fui a buscar pan para acompañar a esos sencillos pero deliciosos manjares que había preparado mi esposa. Al salir de la panadería, prácticamente me tropecé con un mendigo que, sentado en el suelo y apoyado … Continúa leyendo No apartar la mirada