Tu perfume me impregna

Todos lo sabemos, pero a menudo lo olvidamos: cada persona tiene su propio aroma y, al relacionarnos con ella, parte de éste queda impregnado en nosotros.  Es importante recordarlo: la virtud -y el vicio- se comunican; la belleza -y la fealdad- interior se contagian; nos hacemos en función de con quiénes nos relacionamos. Del mismo modo que al comer en una taberna de mala muerte … Continúa leyendo Tu perfume me impregna