No es Dios quien te manda esta cruz

A veces me sorprendo con los ecos de la religiosidad en que fui educado.  Ante una desgracia, un sufrimiento o una injusticia, se me animaba a soportarla “con alegría” porque “es la voluntad de Dios”, “es una cruz que Dios te ha mandado”.  Y yo lo asumía, lo creía y acríticamente lo aceptaba.  Pero pasan los años y uno descubre que -demasiadas veces- nuestra espiritualidad … Continúa leyendo No es Dios quien te manda esta cruz