El aroma de Dios

Mi esposa tiene un olfato prodigioso, es capaz de captar y distinguir olores que para el resto de mortales resultan imperceptibles…  Es un don, que en sí mismo lleva su carga…  Porque no todos los olores son perfumes. Algo similar sucede con la sensibilidad para descubrir el aroma de Dios en cuanto nos rodea…  Es posible hacerlo, pero no para todos, ni en todas las … Continúa leyendo El aroma de Dios