El peligro de nacer… Y renacer

Pese al título del post, estoy convencido de que nacer -la vida- es un don de un valor incalculable, y no una mala pasada que nos ha jugado el destino. Sin embargo, es un hecho que al nacer, al abandonar el seno materno, se romperá el cordón umbilical que nos ligaba a esa plácida forma de existencia y deberemos afrontar nuestra vida humana autónoma, debemos … Continúa leyendo El peligro de nacer… Y renacer