Hablar menos, gustar más

Sé que al escribir este post me la estoy jugando, que alguno de vosotros podría incluir un comentario que dijera algo así como: “¿Por qué no eres coherente y te callas? ¿Por qué no guardas silencio?”.  Y, aunque no tendría toda la razón, tampoco estaría completamente equivocado. Me explico: me gustaría que hoy meditaramos sobre el hecho de que, para ser personas religiosas o espirituales,  … Continúa leyendo Hablar menos, gustar más