Hipotecando la vida

Muchos de nosotros vivimos en pisos o casas que no nos pertenecen completamente, compartimos la titularidad de nuestro hogar con un banco hasta que terminemos de pagar el dinero que se nos prestó para adquirir ese inmueble…  Y, no lo olvidemos, no basta con restituir el capital prestado, hay que abonar sus intereses…  Que, en ocasiones, son una auténtica barbaridad…  En definitiva, lo que quiero … Continúa leyendo Hipotecando la vida